sábado, 23 de febrero de 2013

Los peligros de la obediencia


1 comentarios


¿Como es posible que a lo largo de la historia los muchos dictadores que ha habido hayan llegado tan lejos?
Todo dictador necesita de muchos 'verdugos' que le hagan el trabajo sucio pero, ¿tantos 'verdugos' hay, con la misma ideología que un dictador? ¿O simplemente acatan ordenes a cambio de un salario?¿Y si esas ordenes van contra sus principios éticos?

Preguntas como estas son las que llevaron a Stanley Milgram, psicólogo y profesor de la universidad de Yale,  a realizar un experimento en 1961 para comprobar el grado de obediencia del ser humano.
Bajo el gancho de ser un experimento para comprobar la capacidad de aprendizaje, Milgram puso un anuncio convocando a 40 personas de distintas clases sociales, edades y culturas a las que pago unos 30€ actuales por participar en el experimento. 
El experimento consistía en que una persona (maestro) debía hacer una pregunta a otra (alumno), que estaban separadas por un biombo de manera que el maestro podía escuchar, pero no podía ver al alumno. Si el alumno, que estaba conectado mediante unos electrodos a una maquina que daba descargas eléctricas, fallaba la pregunta, el maestro debía castigar al alumno dándole una descarga eléctrica. Estas descargas eléctricas iban desde los 15 Voltios hasta los 450V aumentando la intensidad de la descarga de 15V en 15V conforme avanzaba el experimento. 
Por cada persona que participaba en el experimento, Milgram tenia un cómplice que ejercería el papel de alumno. El alumno iba fallando respuestas deliberadamente, y con cada supuesta descarga emitía gritos de dolor cada vez más desgarradores.
En caso de que el maestro mostrase su malestar ó su deseo de no continuar, Milgram, que ejercía el rol de Autoridad, le decía las siguientes frases, ordenadamente, hasta que continuase: 
  • Continúe, por favor.
  • El experimento requiere que usted continúe.
  • Es absolutamente esencial que usted continúe.
  • No tiene otra opción. Debe continuar.
En caso de persistir en su negativa, el experimento se paraba.


Contra todo pronostico, el 65% de los participantes llego a aplicar el voltaje máximo de 450V y el 100% alcanzo los 300V antes de renunciar a seguir, a pesar de que el alumno ya no diese señales de vida.
Este experimento mostró al mundo que, una vez eximida su responsabilidad, la gran mayoría es capaz de actuar contra sus principios éticos sin ningún cargo de conciencia.
Esta es una muestra del sometimiento de una persona a la autoridad (investigador) a cambio de 30€. 
¿Que no harían por un salario al grito de "Yo cumplo con mi trabajo"?

miércoles, 9 de mayo de 2012

Las matemáticas del descenso


0 comentarios
Hace más o menos un año publicaba la entrada ¿Manipulación periodística ó ingenuidad matemática?.
Muy a mi pesar la historia se repite y el Real Zaragoza vuelve a llegar a la última jornada en puestos de descenso, pero dependiendo de si mismo.

Muy probablemente, dentro de unos días algún periódico publique que el Zaragoza tiene un 48% de probabilidades de irse al pozo para el regocijo personal de Pina y sus secuaces; sin embargo como explique en la entrada a la que hago referencia no todos los resultados tienen las mismas probabilidades.

He tomado como base para mis cálculos las cuotas de mercado de BetFair, pero todas las casas de apuestas suelen tener unas cuotas muy parecidas. Estas son las probabilidades que dan a cada resultado:


Y en consecuencia, evaluando cada una de las 81 posibles combinaciones de los 4 partidos en los que esta en juego el descenso tenemos que la probabilidad de descenso del Real Zaragoza es de un 30%:


Al final esto son sólo números y estadísticas, y el fútbol no entiende de números ( que se lo pregunten al Deportivo ), por tanto, que Dios reparta suerte..y la Virgen del Pilar la administre!!



domingo, 15 de abril de 2012

martes, 26 de julio de 2011

Viaje a Cerdeña


8 comentarios
Llegan las vacaciones de verano y buscas playa. Ya lo tienes decidido: el destino de este año va a ser Cerdeña pero...
¿a dónde ir en Cerdeña? ¿Qué playas ver? ¿Donde alojarse?
En esta entrada voy a contar el recorrido que hicimos nosotros:

Cerdeña tiene 3 aeropuertos: Alghero, Olbia y Cagliari, pero no encontré hay ningún vuelo directo desde España que llegue a Olbia. Nosotros decidimos ir a Alghero y volver desde Cagliari.

Cerdeña tiene una extensión bastante grande (prácticamente rectangular 300Km x 150Km) por lo que decidimos alquilar un coche para poder recorrer la isla.
Al llegar al aeropuerto de Alghero ('Riviera del Corallo') alquilamos un Peugueot207 en Auto-Europa para 6 días por 300€ (...aunque te retienen 700€ en concepto de fianza...).
Todos los coches de esta gama son gasolina y esta algo más cara que en España (1`52€/l aprox). 
Desde el aeropuerto hasta Alghero hay unos 15Km en dirección sur, está muy bien indicado y no tiene perdida.


Alghero es una ciudad costera de unos 45000 habitantes situada al Noroeste de Cerdeña. Tiene un puerto deportivo muy transitado y con mucha vida aunque lo más bonito es el casco antiguo, situado al final del puerto, con callejuelas estrechas y con mucho encanto.
Decidimos quedarnos 2 noches en Alghero, ya que nuestro vuelo llego tarde y la primera noche era obligada.
Al buscar alojamiento nos dimos cuenta que se lleva mucho por Cerdeña (por toda Italia en general) el 'rollo' 'Bed & Breakfast': suelen ser casas particulares con 5 o 6 habitaciones que te alquilan la habitación y te preparan el desayuno.
Suele salir por unos 25€/persona y noche y las habitaciones suelen estar bastante bien por lo general.

El primer día fuimos a la playa de 'La Pelossa' o 'La Pelosseta', en Stintino (en la provincia de Sassari), lo más al Noroeste de la isla, a unos 45 minutos de Alghero por carreteras comarcales.
Una playa preciosa, de arena blanca y agua cristalina con una pequeña isla donde se encuentra la Torre de Pelosa, que da nombre a la playa, y a la que se puede llegar nadando.
Sin embargo es una playa demasiado concurrida para mi gusto por lo que deberéis ir pronto si queréis encontrar aparcamiento.

Por la tarde volvimos a Alghero y fuimos a la Playa de María Pía, a escasos 2km del centro de la ciudad. Una playa bonita aunque después de estar en La Pelossa, cualquier otra playa sabía a poco... ;).

Al día siguiente tras dormir en Alghero, decidimos poner rumbo a Olbia, centro neurálgico de La Costa Esmeralda, en el Noreste de la isla. Hay una ruta más corta, sin embargo decidimos ir por una carretera comarcal pegados a la costa para apreciar la belleza del paisaje.
El mayor problema fue al entrar a la ciudad de Sassari, la segunda ciudad en importancia después de Cagliari, ya que hay que atravesarla para coger la salida hacia Sorso y Castelsardo, los pueblos costeros más próximos, y las indicaciones no son muy buenas (si lleváis un móvil con GPS os sacará de más de un apuro ;))

A mitad de camino paramos en la Costa Paraíso y fuimos a la playa de 'Li Cossi', una playa chulísima, a la que se accede andando entre 5 y 10 minutos tras dejar el coche, de aguas cristalinas y que tiene incluso algunos saltos de hasta 10 metros.





Tras seguir la ruta nuestra próxima parada fue Santa Teresa de Gallura, un pueblecito muy chulo en el punto más septentrional de la isla. Su playa, como casi todas las que vimos en Cerdeña, de aguas cristalinas y arena blanca, chulísima.

Ya por la tarde fuimos hasta Olbia.
En Olbia nos alojamos en el B&B Chiara (Vía Olbia nº 10), situado en el centro de la ciudad, a 20 metros de la calle más céntrica y turística. Aunque las habitaciones no eran gran cosa, el desayuno que preparaba la mujer era espectacular (suficiente para no comer nada más hasta la hora de cenar ;) ).
Una cosa que nos llamo la atención es que en Olbia, y en toda la Costa Esmeralda en general, los 'carabinieri' hacen su trabajo de manera espectacular y no paran de retirar coches y poner multas, así que ojo con donde dejáis el coche ;) .

Al día siguiente volvimos a deshacer parte del camino hecho el día anterior y subimos hasta Palau, un pueblecito costero desde donde salen Ferris a La Isla de la Maddalena, una isla espectacular y que sin duda hay que visitar.
El Ferri me pareció bastante barato ya que cobran 15€/coche y 10€/persona por la ida y la vuelta.
La isla es bastante pequeña y en 25 minutos se puede dar la vuelta en coche.

Por la mañana fuimos a la playa de la 'Abbadoggia' situada al norte de la isla. Al igual que el resto, agua cristalina y arena blanca, pero además esta playa es muy chula si os gusta hacer 'snorkel' ya que tiene unas plantas bastante chulas y una gran variedad de peces...incluso tuvimos un percance con una mini medusa: nada reseñable.
Luego seguimos nuestro recorrido y vimos la playa de 'Porto Massimo' y 'Spalmatore', sin embargo creemos que están sobrevaloradas y decidimos irnos a 'Isla Caprera'.

Isla Caprera es una isla todavía más pequeña que Isla Maddalena situada al Este y están unidas por un pequeño puente de unos 150 metros.
Una vez allí decidimos ir a 'Cala Coticcio', la joya de la corona. Para mi gusto la mejor de todas las playas en las que estuvimos.
Cala Coticcio está al Este de Isla Caprera...sólo había un problema: la carretera no llega a pie de playa y hay que darse un pequeño paseo de 50 minutos...cosa que tampoco sería problema si no fuese porque la ruta es bastante inaccesible con un desnivel de unos 100 metros y una senda (cuando es senda) de rocas sueltas y alguna bajada digna de escalada, jajaja.

Cuando llevábamos 15 minutos andando nos encontramos con unos 'montañeros' que subían, equipados hasta los dientes, con unas botas como Dios manda...y se echaban las manos a la cabeza cuando vieron a unos 'insensatos' con chanclas: "..so dangerous...”."Ya será para menos".
Al final el esfuerzo merece la pena porque la cala es espectacular y como mucho te puedes encontrar con un par de personas.
Eso sí, da un poco de rabia ver cómo, después de pegarte una hora pateando, y con los pies hechos polvo, llega un mini-yate para por allí y se dan un chapuzón sin ningún esfuerzo ;)

Tras la excursión de vuelta, fuimos a la otra playa de Isla Caprera que merece la pena: 'Punta Rossa'. En esta ocasión la carretera si llegaba hasta pie de playa, cosa que agradecimos bastante, tras un momento de indecisión en el que estábamos dispuestos a volver a cruzar montaña-arriba, montaña-abajo...
Una playa con mucha vegetación que recuerda a las paradisiacas playas brasileñas.
Tras un día intenso, vuelta en Ferri a Palau y desde allí a Olbia.

Al día siguiente abandonamos Olbia.
Por la mañana nos dirigimos hacia el norte, rumbo a la playa de 'Liscia Ruja', una de las mejores playas de la costa Esmeralda.
Para llegar hasta allí hay que tomar dirección Porto Cervo y posteriormente dirigirse a Cala di Volpe, meterse por un caminillo y dejar el coche en un descampado que hay nada más entrar al camino, ya que más abajo hay un parking pero los precios son abusivos.
Una vez que dejamos el coche tuvimos que andar 30 minutos para llegar hasta la playa. Se trata de una playa inmensa con bastante gente, a pesar de estar alejada. Me llamo la atención la cantidad de yates y mega-yates que atracaban en esta playa.
Por la tarde tocaba viaje.
Desde Olbia nos dirigimos a Cagliari, al sur de la isla, unos 300 km por autovía (no es recta sino que hace zigzag para conectar con Oristano, otra ciudad importante de Cerdeña).

En Cagliari nos alojamos en B&B All'Opera (Vía Tiziano 22). Este B&B estaba muy bien. Era el piso de un tío con pasta que se había recorrido medio Sudamérica y controlaba algo de español. Las habitaciones estaban genial, con baño con ducha de hidromasaje incluido. El desayuno lo tenía 'externalizado' al bar de abajo y estaba muy bien. Y además era más barato que los que habíamos estado en Alghero y Olbia, ya que probablemente Cagliari es menos turístico.

Al día siguiente nos fuimos a la playa de 'Tuerredda' al Sudoeste de la isla, en dirección Chia-Teulada desde Cagliari: una playa muy bonita y totalmente caribeña, con aguas cristalinas y llena de vegetación.
Me llamarón la atención yendo a esta playa unas lagunas a la salida de Cagliari con multitud de flamencos, lastima no haber parado para echar unas fotos...




Por la tarde aprovechamos para ver Cagliari, o al menos parte y hacer algunas fotos.
La ciudad de Cagliari es muy bonita. Esta construida sobre colinas y tiene más cuestas que San Francisco. Merece la pena hacer una visita.
La zona más chula es la parte antigua, una antigua fortaleza centro neurálgico de la ciudad y desde donde se puede ver todo Cagliari y los alrededores.
Alrededor de la Plaza Constitución, donde está localizada la entrada a esta antigua fortaleza, se extiende un inmenso laberinto de callejuelas con encanto, lleno de Trattorias y heladerías (muy típico en Italia ;))



Cagliari tiene una playa inmensa, que es la playa de 'Il Poetto', sin embargo al día siguiente pusimos rumbo al sureste y fuimos a la playa de 'Torre delle Stelle' una playa chula, aguas cristalinas, pero normalita en comparación con lo visto en días anteriores.
Desde aquí rumbo al aeropuerto de Cagliari (Elmas), devolución del coche y vuelta a Madrid.

Estuvimos 5 días y medio, y la verdad es que no paramos. Quizá habría sido necesario algún día más para recorrer la isla del todo, ver Oristano, la costa Oeste....pero considero que si sólo queréis una estancia de relax sin tanto ajetreo ni viajes, debéis viajar a Olbia y ver la Costa Esmeralda con más detenimiento, que creo que es la zona más chula.

miércoles, 18 de mayo de 2011

¿Manipulación periodística ó ingenuidad matemática?


0 comentarios
Hablemos de fútbol...y matemáticas...

En esta semana en la que se acaba la Liga, todo el mundo está pendiente de una lucha feroz: la lucha por evitar el descenso.

Me he levantado esta mañana leyendo la siguiente noticia: "El Zaragoza tiene el 47,4% de probabilidad de bajar".
Leyendo la noticia me doy cuenta de que 'se hacen eco' de un 'estudio' realizado por el diario AS, que se ha limitado a contar el número de posibilidades de los 5 partidos donde se juega el descenso (3^5=243) y a contar el número de casos favorables a cada equipo.
Para el Zaragoza 117 casos en los que descendería, es decir un 48%...¡pero de las combinaciones!!

Ni que decir tiene que no todas las combinaciones tienen la misma probabilidad.
Si fuera así, estaríamos diciendo que jugar un partido de fútbol equivale a tirar los dados: cualquiera de los 3 resultados se daría con probabilidad 1/3.
Yo me jugaría mi fortuna a favor del Almería contra el Barça, sería la ruina de las casas de apuestas.
Así pues, en cada partido hay una determinada probabilidad de que se de cada resultado, que evidentemente es muy difícil de calcular: puede depender del estado físico de los jugadores, del estado anímico, de las bajas, de la dinámica del equipo....

..Muy difícil de calcular, pero que sin embargo las casas de apuestas calculan.
Se fijan en todas las variables, descuentan toda la información (como en bolsa), y establecen un precio, que es justamente el inverso de esta probabilidad.
Cada casa de apuestas hace su valoración, pero la diferencia nunca es esencial, ya que todos disponen de la misma información.

Sabiendo esto, los periodistas podían haber ahondado un poco más en su estudio, diciendo que;
Las probabilidades de cada partido son las siguientes:

 
Y haciendo ahora las correspondientes cábalas ponderadas por su probabilidad, concluir diciendo que las probabilidades de descenso de cada equipo son:



Quizá no hubiesen sabido hacer estos sencillos cálculos...o quizá no interesaba decir que el Getafe tiene un 35% de posibilidades de descender...
Dicho esto, que Dios reparta suerte...y La Virgen del Pilar la administre.

miércoles, 13 de abril de 2011

Viaje a Berlín


0 comentarios
Mi última visita ha sido a Berlín.
Berlín es la capital de Alemania (situada al noreste) y tiene 3 millones y medio de habitantes.

Nada más salir del aeropuerto (Flughafen Berlin-Schönefeld) a mano izquierda hay una pasarela que te lleva directamente a la estación de tren (400m).
Allí puedes coger el tren RB14 ó el RE7 que van directos hasta la estación de Alexanderplatz, centro neurálgico de la ciudad.
Estos dos trenes pasan con una frecuencia de media hora (alternados) y su precio es de 3€ (...aunque dada la 'picaresca española' y que no hay tornos para acceder al andén ni revisor que te mire el billete, creo que no es un detalle muy importante... ;))
También puedes coger los trenes S7, S8 y S9 que son mas pequeñitos y más baratos (2'4€), pero debes tener cuidado porque alguno de ellos te obligará a hacer transbordo en Ostkreuz.
Berlín está muy bien comunicado así que una vez en Alexanderplatz puedes llegar a cualquier sitio con el metro U, el tranvía, cercanías...
Los trenes y metro suelen funcionar hasta las 00:00 entre semana y hasta las 04:00 los fines de semana, así que hay que tener cuidado con los horarios de llegada del avión si no quieres 'jugártela' a perder un tren y tener que llegar a tu destino pateando...

En este viaje fuimos 5 amigos y nos alojamos en el Wombat's City Hostel (Alte Schönhauserstr.2, D-10119 Berlín).
Es un hostal nuevo, muy chulo y limpio situado a una parada en metro de Alexanderplatz (U2-> Rosa-Luxemburg-Platz) ó 10 minutos andando.
Las habitaciones son de 6 camas (3 literas) ó de 2 (aunque son un poco más caras), con un baño dentro de la habitación y sale por unos 16€/noche.
Si quieres desayunar allí tienes desayuno continental en el bar de abajo por 3'7€

Berlín es una ciudad enorme y se puede organizar por barrios. Cada barrio tiene cosas características y muy chulas para ver.
Para poder verlo todo lo más recomendable es alquilar una bicicleta por 10€/día e ir de una punta a otra de la ciudad.
Esto es posible gracias a red de carril bici que tiene Berlín, las grandes inversiones en infraestructuras (con semáforos para bicis incluidos) y a la concienciación y el gran respeto de los alemanes por los ciclistas (pensar en semejante osadía en Madrid sería estar avocados al suicidio...) 


El barrio de Charlottenburg es el más alejado y se encuentra al oeste de la ciudad.
En él se encuentra el Palacio Real, cuyos jardines han sido convertidos en un parque público y son realmente chulos.

El barrio que queda a la derecha de Charlottenburg es Kurfürstendamm y tiene como monumento más llamativo la Gedächniskirche, una iglesia románica que fue devastada por los efectos de la guerra y de la cual se conserva la estructura. Justo al lado han construido una capilla modernista en forma octogonal y de la misma altura, que crea un contraste brutal.

 


El barrio de Postdamer Platz, es el barrio financiero de Berlín, con grandes edificios de oficinas y centros comerciales.
En uno de ellos se encuentra situado el Adagio, una discoteca enorme y con muy buen ambiente cuya entrada cuesta 10€ (sin consumición).
Una cerveza cuesta 4€, lo cual no me pareció excesivamente caro teniendo en cuenta la calidad de la cerveza que te ponen.
 
En Berlín, y quizá en toda Alemania en general, hay grandes influencias turcas, lo cual se nota desde el tipo de música que se escucha hasta el tipo de comida ó el ambiente de ciertas calles o locales.
Esto queda patente en el barrio de Kreuzberg, donde podemos apreciar la variedad cultural que existe en Berlín, y donde, además del genial ambiente por la zona de bares y terrazas concentrados en la calle Oranienstrasse, podemos visitar el parque Victoria con unas buenas vistas de la ciudad.


Los barrios donde más cosas podemos ver son Unter der Linden y Alexandarplatz, los dos barrios neurálgicos de Berlín:

 

Empezando por la puerta de Brandenburgo, principal símbolo de la ciudad de Berlín. A escasos 50 metros de la puerta de Brandenburgo se encuentra el Tiergarten, principal parque y pulmón de la ciudad.

 


A unos 100m al norte de la 'Brandenburg Tor' se encuentra el edificio del Reichstag, el parlamento alemán, desde cuya cúpula hay unas magnificas vistas de la ciudad.

 

Y a unos 100 metros al sur nos encontramos el monumento a las víctimas del Holocausto, una superficie de más de 150 hectáreas con 2500 bloques de hormigón de diferentes alturas.


 

Al otro lado de la puerta de Brandenburgo, a unos 100 metros, atraviesa de norte a sur de la ciudad la calle Friedrich Strasse, principal zona de compras de la ciudad, donde podemos encontrar las famosas galerías Lafayette, y un poco más adelante el Checkpoint Charlie zona fronteriza de la antigua Alemania por donde atravesaba la ciudad el famoso muro.


El barrio de Alexanderplatz es característico por la plaza que lleva su nombre y que se caracteriza por el famoso 'pirulí' de comunicaciones, visible desde cualquier punto de la ciudad y al cual se puede subir por el 'módico' precio de 11€.
 

  


Desde arriba hay unas vistas magnificas de Berlín y si estáis dispuestos a subir os recomiendo que lo hagáis a la hora del ocaso, donde ya están encendidas las luces y se pueden tomar unas magnificas fotos.


Además es de visita obligada la 'isla de los museos' (Museumsinsel), una pequeña isla formada por la división del rio Spree y en donde se encuentran los principales museos (de especial interés el Pergamon Museum (12€ la entrada) donde se exhiben obras de la antigua Mesopotamia y oriente próximo) y la catedral de Berlín (3€ la entrada), desde cuya cúpula hay una grandes bonitas de la ciudad.
También está muy cerquita la biblioteca nacional, con una gran arquitectura y a la que merece la pena entrar.


Por último en el barrio más al norte de la ciudad, Prenzlauer, no podéis dejar de ver el antiguo muro de Berlín que se encuentra recubierto de grafiti.
Si estáis allí un domingo y por casualidad sale un rayo de Sol, no dejéis de ir a MauerPark, el parque que 'custodia' el muro y donde medio Berlín acude a pasar la tarde, hacer barbacoa, beber cerveza (la venden los argentinos, como no) y montar una fiesta 'improvisada' como hace mucho tiempo que no veía.


 

No dejéis de fijaros en los semáforos, muy característicos por el hombre con sombrero que aparece en ellos y cuya marca registrada, Ampelmann, se convierte en un atractivo más de la ciudad.

Berlín es una ciudad muy grande y con muchas cosas para ver, sin embargo dadas las buenas comunicaciones existentes y el 'tema bici' que he comentado antes creo que los 4 días que estuve son más que suficientes para disfrutar de la ciudad.

domingo, 13 de marzo de 2011

Mens sana in corpore sano


2 comentarios
Como decía el poeta romano Juvenal hay que mantener un equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Después de muchos años, en los cuales mi tiempo libre estaba destinado casi exclusivamente a hacer deporte, decidí recuperar una antigua afición para mantener este equilibrio: el ajedrez.

A comienzos de temporada me apunte al club de Tres Cantos para participar en la Liga Madrileña de Ajedrez.

 A falta de una jornada doy por cerrada mi participación con un balance, a mi parecer, bastante satisfactorio: 6 victorias en 8 partidas.